2008-08-11

Tarifa - Roca, viento y agua.



Este año era el primero en años que encontrábamos otro aliciente a Tarifa, uno de nuestros destinos favoritos para ir de vacaciones. Llevamos muchos años yendo, pero como no le damos al "Kite-surfing", y hace mucho que no montamos en una tabla de windsurf... ya no ibamos tanto.

Sin embargo, hace tres años que escalamos más o menos en serio, y al enterarme de que en Tarifa está una de las mejores (por no decir la mejor) escuela de escalada de Cadiz... para allá nos fuimos, con todo el material de escalada, y el de playa también, ¡¡por supuesto!!

Hemos ido una semanita nada más, y hemos compaginado muy bien ambas cosas - por la mañana temprano a escalar, y por las tardes a la playita, que eso en Tarifa hay "mussa".

El primer día, la primera vía para calentar...




Nuria también se anima a subir de "segundo".




En seguida llega más gente, y aparece el "sol", que no veas como calentaba.


Un V+ con techito incorporado.


La "escuela" de los más pequeños.


Sector "Cernicalos". Nuria dándole a unos IV sencillos pero largos.




Y para un momento que me quito el casco, voy y me hago una brecha con un arbol. Hay que joderse...


En Tarifa hay unas vistas preciosas de África.




Abusando del zoom se ve muy bien Marruecos.


Volvemos a escalar - está via se llama: "Me enamoré de la dependienta de una tienda de patatas fritas".


Las vistas desde nuestro apartamento...


Abusando del zoom se aprecia muy bien la escuela de escalada de San Bartolo, en Beti.


Este día llevamos a Jesulillo, el hijo de unos amigos - que no veas como escala para lo joven que es.


Y dejo que me asegure.


Empieza a subir hasta donde estoy yo para luego bajar los dos rapelando.


Se atreve con todo. En la siguiente foto dándole a un V+. Menudo torete está hecho.


Desde el sector Cernícalos (siguiente foto) hay unas preciosas vistas de Tarifa, las dunas, y en día claros, de África también.
Es todo un valiente.


El último día ya apenas podía escalar. Fueron seis días seguidos de escaladas y tenía las yemas de los dedos... mejor dicho: "ya no tenía yemas en los dedos". Asi que dando un paseo por el pueblo nos encontramos con este cartel... (foto siguiente).


Así que fuimos a nadar. ¿Y porque no?


Nos encontramos con unos chicos de Madrid con los que habíamos coincidido varios días en Beti, escalando.




La salida, como todas - todo el mundo salió a tope!




Y en la llegada - muy contento de haber terminado, pero triste porque se acababan las vacaciones...


1 comentarios:

Anónimo dijo...

Casco siempre en la cabeza

 
Template design by Amanda @ Blogger Buster