2008-01-27

Anie y Petrechema

El fin de semana pasado fuimos al Pirineo aragonés en busca de buena nieve. Lamentablemente la cosa no estaba para sacar las raquetas, pero si los crampones. Lo importante es que nos hizo un tiempo de escándalo, y pudimos disfrutar de lo lindo.

El sábado nos propusimos subir al Anie. Para una descripción detallada de la ruta, desnivel, horarios, etc., pincha aquí.

Hemos dormido las dos noche en el Refugio de Linza. La noche del viernes paramos a cenar unos bocatas en Lumbier.

Una foto del equipo al completo. De izquierda a derecha: David (el autor), Nuria (su mujer), André (un amigo), Richi (otro amigo), Fernanda (la mujer de Aitor) y Aitorete (el más bruto de todos).

Preparativos.

Todavía sin luz.

Comienza a salir el sol.

El Anie al fondo con el sol detrás. ¿Será por eso que es una montaña "sagrada"?

La nieve estaba durita, y las marcas del viento le daban un efecto "merengue".

Las chicas llevan una técnica muy depurada.

Ajustando bien los pinchos, no sea que fallen.

El equipo al completo, sin bajas.

El Arlas sin apenas nieve.

Y el Anie cada vez más cerca.

Abusando del zoom se puede ver a los más madrugadores en la cima.

Placas de hielo, muy, pero que muy peligrosas.

Ponte bien, y estate quieto, que vas a salir en la foto.

¿Saliendo de la grieta? No lo creo. Haciendo el mono, tal vez...

A pesar de la poca nieve, hace un día espectacular.

¡Un negro en la cima!

El negro y yo.

Y mi "churri" y yo.

Aquí llegan los más rezagados.

En la cima.

Bajamos con sumo cuidado. Una caída puede ser muy dolorosa.

No nos quitamos los crampones hasta el final.

Más merengue.

¿Que es esto? Un incendio. Vimos varios aquel día. La parte francesa estaba llena de humo.

Y esto es lo que pasa si te quitas los crampones antes de tiempo.

¡Pues nada oye! No nos vamos a levantar para volver a caer. Mejor vamos de culo.

Y esta es la prueba de que estabamos en Francia.

Y ya por la noche en el refugio, echamos unas buenas risas. Un suizo que no sabe lo que es el mus... "mira André, esto es un hamarrako" - dice Aitor.

El domingo queríamos haber subido al Sobarcal, pero dadas las fuerzas del equipo, decidimos volver al Petrechema, muy conocido por algunos. La ruta al Petrechema la podéis ver en detalle en el siguiente enlace.

En la foto, el archiconocido vigía del refugio de Linza: el Txamantxoia.

Muy poca nieve en las praderas.

En la foto, al fondo, el Eskaurre - Pirineo Navarro.

Y nuestro objetivo, el Petrechema.

Cada vez más cerca.

Ya en la cima, sacamos los bocadillos.

Y aprovechamos para hacer la foto del grupo. Había una baja.

Bonita foto de la Aguja de Ansabere.

Y para despedirnos, el equipo másculino casi al completo.

 

2 comentarios:

Borja dijo...

La gente va a empezar a pensar que soy una mala persona, porque no hago más que dejar comentarios con la envidia que me dan estas ascensiones en Pirineos...
Pues eso, qué envidia, compañero.

David dijo...

Te entiendo. Yo también me muero de envidia con otras páginas que hay por ahi (entre ellas la tuya;). Ya sabes lo que dicen: "Indudablemente la envidia es el triste homenaje que rinde el ser humano a los méritos ajenos".

Un saludo,
David.

 
Template design by Amanda @ Blogger Buster