2007-09-21

Mi último día

Se acabó una etapa de mi vida, mi vida laboral en Trelleborg. Y para celebrar que me iba, vinieron mis compañeros a despedirme.

Amigos, os deseo salud y trabajo, algo que asi dicho parecen solo palabras, pero si analizamos lo que tenemos en la vida... ¿Hay acaso algo que importe más? Ah si! se me olvidaba: el dinero, el dichoso dinero.... ¡¡je je je!!

 

Picasa SlideshowPicasa Web AlbumsFullscreen

Read More......

2007-09-14

El Picu por la Sur Directa

El pasado 14 de septiembre fuimos con un grupo de amigos a escalar el tan temido Picu Urriellu, o también conocido como Naranjo de Bulnes. La ascensión sería por la cara sur, y de la mano de nuestro conocido amigo Joserra Basaguren, que sería el encargado de "cacharrear" por nosotros.

Llegamos el viernes por la tarde noche a Arenas de Cabrales. Habíamos quedado junto a la bolera para cenar y tomar un cola-cao caliente en el bar el "Emigrante". Eramos Joserra, Jose y Ainara por un lado, Fran y su hermano por otro, y luego los chicos de Durango: Gaizka, Joseba, Jotxi. La verdad es que el cansancio acumulado de toda la semana hizo que durmiesemos muy bien... aunque ha decir verdad, seguro que los que mejor durmieron (en cama) eran Fran y su hermano, que se quedaron en Camarmeña.

A la mañana siguiente, bien temprano, salimos para Pandebano. La idea era empezar a andar a las 7 de la mañana, y casi lo cumplimos.

En la foto anterior Joserra, Fran y Nuria, a buen ritmo.

Subimos muy tranquilos hasta el refugio. La verdad es que no teníamos prisa, y eso se notaba. Íbamos relajados y sin estrés... total: ¿para que? Teníamos todo el día, y la idea era subir los últimos, para poder subir todos juntos y no molestar con nuestras múltiples cordadas.

Cada vez que le preguntaba a Nuria si sabía a donde ibamos, me decía que todavía no se hacía a la idea. Solo al ver la imponente cara sur del Picu empezó a hacerse a la idea.

Primeras vistas del Picu, y Joserra, Fran y yo aprovechamos para sacarnos la foto de rigor:

Todavía estabamos a un rato del Picu, que ya aparecía ante nosotros... ¡y daba miedo! Sin embargo, como dice el sabio proverbio oriental:

"Si tienes miedo, no lo hagas; Si lo haces, no tengas miedo."

Ibamos todos muy bien agrupados, y contando historías de otras ascensiones. Joserra nos animaba con las batallas de los primeros en subir al Picu, por la Pidal y sin cuerdas...

En el camino de subida conocimos a una mujer pastora de la zona, y prima carnal de uno de los hermanos Martinez, Rosa.

Cada vez estábamos más cerca. La idea era llegar al refugio, descansar un poco, beber agua... y después ir a la cara sur.

Después del descanso en el refugio, nos dirigimos hasta la base de la cara sur, desde donde iniciaríamos nuestro camino a la cima.

Para ver el croquis de la subida, pincha aquí.

En la siguiente foto se puede apreciar lo pequeñita que es la gente que está en la base...o mejor dicho: ¡lo grande que es el Picu!

Ya en la base del Picu nos tocó esperar un buen rato al sol, y sin apenas agua que queríamos guardar para la subida.

¡Hay que ver! Todavía hay gente que nos dice que lo nuestro no tiene merito por subir con los "cacharros" de Joserra Basaguren. ¡Cada uno que piense lo que quiera! Generalmente la gente que crítica es la gente que no ha subido nunca. Para ser la primera vez, yo creo que no está nada mal. Nuria y yo subimos los últimos, y era tarea de Nuria ir recogiendo todos los "hierros" y lazos que había puesto Joserra al subir con anterioridad.

Ainhara, que subión en la cordada de Joserra, no paró de animar a Nuria todo el rato.

Joserra, Joseba, Gaizka y Joselu esperaban en la primera reunión.

Y ya sin más preámbulos... llegamos a la cima como pudimos. Fueron cuatro horas subiendo, sin agua, y con un calor de justicia. Al final merecía la pena... aunque con algún lloro que otro, seguramente de alegría...

Se nos hizo de noche cuando llegamos al refugio, y a pesar de todo el guarda nos dió de cenar y nos dejó dormir, a pesar de no tener camas. Tuvimos que dormir en el frío suelo del comedor, pero creo que aquello fue lo que menos importó, al menos a mi, que estaba "borracho" de alegría por haber subido al Picu con mi mujer.

A la mañana siguiente creo que llamé a todo el mundo, mientras bajabamos a Pandébano.

Nos fuimos juntos a comer un "cabritu" que estaba estupendo, y a celebrar nuestra victoria sobre el Picu. Otros no han tenido tanta suerte...

Los protagonistas de esta historia:

 

Read More......
 
Template design by Amanda @ Blogger Buster